Alma de gato

Por Davo Valdés de la Campa*

¿Me pregunto si años adelante, en un futuro quizá no tan lejano, voltearemos hacia el 2011 y pensaremos en ese año como uno de importante efervescencia literaria en Morelos? ¿Qué pasará en los siguientes años, entre ese 2011 ahora en el pasado y ese futuro hipotético? Preguntas ociosas, sin duda, pero interrogantes que surgieron precisamente por el interesante movimiento que se comenzó a gestar durante el año pasado y del cual de una u otra forma fui testigo y partícipe. Entre otras cosas, la aparición o reaparición de editoriales y revistas en la entidad comenzó a dejar improntas en el terreno, huellas del trabajo editorial que –espero- en ese futuro podrán leerse y analizarse.

Uno de esos proyectos fue Lengua de Diablo Editorial, del poeta y narrador Efraím Blanco, el cual vio la luz en diciembre del 2011, específicamente en la Segunda Feria de Revistas y Editoriales Independientes que organizó el Colectivo La Piedra y el Fondo Editorial del Instituto de Cultura de Morelos. Durante dicho evento Lengua de Diablo estrenó su colección Alma de gato (Poesía) con dos títulos: Desiertomar de Miriam Ponce y El alma de las cosas del mismo Efraím Blanco. Seguir leyendo Alma de gato

Áirea

Aprisiono con placer los roces,
de aquellos dedos volátiles
que hacen que mi corteza
se desprenda
caiga enroscada
se desdoble
y se desconozca.

Bebo las gotas guardadas
de esa lluvia ácida
que se vertía entre las hojas y su cuerpo,
entre la nada y el silencio, sus lunares, las hojas,
su pelo y el mareo, el tiempo
el viento y mi cuerpo, el agua espesa…
abismos escurrían por la piel
devoraban todo,
(había fuego al final del camino
habían unos labios esperando que me volviera agua para beberme).

Floto sobre añicos de estrellas
con las pupilas cristalizadas, vestidas de espejo
y el reflejo mío
(tan palido cuerpo, tan nocturno
tan leve,
perfumado de delirio
como sostenido por el aire
como a punto de extinguirse
entre líquidas amapolas).

Me deslizo entre mi caos,
encuentro el tejido
suave trama, lienzo voraz
me dispongo lentamente a cortar los hilos
las agujas entrelazadas caen
los filamentos se retuercen entre mis manos
y se clavan en mi piel
siento su andar en mi sangre.

Percibo el derrumbe de la luz
la tibieza de mi falda resbala
adormecida beso el suelo,
me nombro
me sueño y bailo
entre artefactos sonámbulos
palabras lilas
diluvios de incienso,
remansos de interminables arrullos
llueven.

Ausente y traslúcida
la nocturna Otra
traga su norte y poniente
bebe el olor azul de “ese lugar”
se duerme sobre su noche mística
y se cubre con el fuego que escurre de
la vela incendiaria
la que devora las sombras, la que arde,
muta, arde, agoniza, arde, quema…arde.

 

MARTHA LAURA QUINTANILLA CARBAJAL CIMG2705
Poeta por afición y convicción, estudió la Carrera de Administración de Instituciones en la Universidad La Salle, tomando alternamente y hasta la fecha, talleres de creación literaria y corrección de estilo en el CCU de Cuernavaca Morelos y con otros escritores de forma particular. Estudió un diplomado en Historia del Arte y otro de Redacción y Edición de textos en la universidad La Salle Cuernavaca, ha participado en diversas publicaciones universitarias. Sus poemas han sido publicados en dos números del suplemento cultural Artetipos. Ha participado en diferentes  lecturas tanto gestionadas independientemente como en carteleras culturales, recientemente participó en el festival Poesía en Movimiento, en el DF. Actualmente se encuentra trabajando en su primer publicación impresa con la editorial Astrolabio, el cual esta programado ser presentado a finales de este año.
Sus textos pueden leerse en el blog: www.enlacadenciaestaelmodo.blogspot.com

Sirena negra

Una travesía que edifica
tan de golpe lo inerte,
trastorna ese mar tan radiante:
filosa boca que interrumpe y grita,
mientras la vida flota navegante.

Desde aquí parece enorme la noche,
como sirena negra te despertarás,
a la sombra de un mar
somos ya una sustancia
sanguinaria en cuerpos futuros,
vacío, dolor dormido demasiado agrio,
custodia gimiendo ante cielos quemados
artillera profunda y quieta sobre el agua.

Cíñete al oleaje, torrente sin aliento,
que florece sin retorno,
conserva tu belleza y tu misterio
has de ti evocaciones,
parpadeos expuestos en el limbo,
apremiante exilio flotante
que oscurece con el tiempo.

Fresca danza de eco subversivo,
falaz fulgor, desierto nido,
iluminada soledad de amor lento
y cuerpos vivos,
raudal vacilante que transcurre en silencio,
labios de Tántalo que consiguen esparcir el secreto,
ven a mi sirena negra, a cobijar todo lo incierto.

Natalia Correa

———————–

Natalia  Correa  empezó a escribir  a los 14 años de edad, con el afán de ayudar  a más personas, sin darse  cuenta que ahí se encontraba su pasión. Perteneció al  Comité estudiantil  Salvador Allende  donde junto con otros  compañeros organizo marchas, preocupada  por  el ambiente social  su poesía  empezó por adquirir  tintes  diversos.ncorrea
A los  18 años publica de manera  independiente su primer libro  llamado  Máscaras  con un tiraje  de 300  ejemplares.
A principios  de 2002 participo en la  “En la  muestra  científica  y humanística del Centro  Universitario Anglo Mexicano”, avalada  también  por la UNAM y  la  Academia  Mexicana  de Ciencias. Obteniendo  el primer lugar  en el área  de ciencias  sociales y humanidades  con el trabajo La pintura de Frida Kahlo y  la poesía de Mario Benedetti como medio de expresión del Dolor.
Durante  su periodo universitario, Natalia Correa  Publicó en el suplemento Rabia  Minerva de un periódico local (El Regional), y  en  Locus Amoenus (Periódico Estudiantil  de la  Facultad de Humanidades de la  Universidad Autónoma  del Estado de Morelos).
Durante su servicio social  trabajo  en el proyecto Leyendas de Tepoztlán dirigido por  Angélica  Tornero  Salinas. Realizo  su tesis con el tema  La oralidad  y la  ironía  en La Feria de Juan José Arreola.
En  el 2010 se presento con la  Perra  en el marco del  festival  Revindie, mezclando elementos  poéticos  a la música de dicha agrupación,  también ha hecho  una dupla  poética  con  Daniel  Zetina, Martha  Laura  Quintanilla,  Cosme Álvarez, Alejandro Moreno Villareal  y  recientemente se presento con el Cantautor Argentino Pablo  Dacal
En el  2011 se conformo  el Colectivo  Poemantas x la Paz del cual ella  es miembro   se ha dedicado  a promover la poesía  en espacios  públicos, a hacer de la poesía  un  estandarte  activo para un verdadero cambio social.
Actualmente trabaja  en sus  próximo  libro de poesía  inédita (Mientras ella duerme... las sirenas cantan.) y  participa  en  la  antología poética “Cruce de  Peatones  estaciones  presentidas.” En la  parte musical  hace  una  dupla  con el  guitarrista  costarricense  Galo Guerra. ( La música  y poesía  se ensamblan  a  distancia  y  es totalmente gratis) y con  Perico y  Helena (La Perra) y  Ramsés  Luna (Ex Cabezas de Cera).

LIBRO VIEJO, AUTOR NUEVO

En una dominical andanza por el tianguis de la SanFe encontré un libro de Gonçalo M. Tavares, joven escritor portugués del que no conocía nada. El libro se llama El señor Brecht, y llamó mi atención por su bonito diseño de tapa dura (de acuerdo, algunas veces se juzga a un libro por su portada) y al abrirlo me encontré con una serie de relatos cortos que de inmediato quise empezar a leer. El señor Brecht se sienta en la puerta de su casa y comienza a contar historias. Una a una, las brevísimas narraciones dan cuenta de personajes extraños que habitan mundos extraños y que tienen destinos bastante extraños. Como el Presidente que decide invadir él sólo un país, o el hombre que deja cortarse la cabeza con tal de ganar algo de dinero.

Al fondo de la fantasía nos topamos con una pizca de una cruda realidad. Tavares teje con maestría los hilos de la ficción en pocas líneas para cautivar a un lector descuidado que no sabe lo que le espera a la vuelta de la esquina. Poco después de leer este libro busqué por todos lados más trabajos de Tavares y descubrí que la editorial mexicana Almadía ha publicado tres libros de este autor. Dos de ellos de cuentos y una novela (que aún intento conseguir). En el caso de los libros de cuentos, los títulos son: Agua, perro, caballo, cabeza (una serie de fábulas un poco dispersas entre sí que cruzan la línea de la realidad a la locura con una facilidad pasmosa) e Historias falsas (algunas biografías ficticias que no puedes parar de leer por el modo drástico y exacto de su prosa. Cito de la página web de Almadía: Vidas de pensadores caídos en tentación, maestros descarriados, malos alumnos. Todos encarnan la batalla ancestral entre poder y arte, entre poder y pensamiento, seducidos por el lado mundano y humano de la vida.).

Se trata pues de un escritor único. Una literatura que toma al mundo por sorpresa y que de verdad sorprende por su elasticidad narrativa y el tono lúgubre y fantástico que imprime a sus historias, algunas de las cuales son fábulas en lenguajes bastante sencillos pero magistralmente escritos. Si se topan con algo de este autor, no duden en llevárselo a casa. Y para muestra, un pequeño botón:

En cierta ciudad, ocurrió un día que el arcoíris apareció y ya no volvió a marcharse. Durante un año, permaneció en el mismo punto del cielo. Se hizo monótono. Un día, por fin, el arcoiris desapareció y el cielo se volvió completamente gris. Los niños de la ciudad, eufóricos, señalaban el cielo gris y se gritaban unos a otros: “¡Mira, mira qué bonito!”Gonçalo M. Tavares (El señor Brecht)

NOCHE Y POESÍA: LUCERO GARCÍA

Es notable la presencia de la poesía cuando se decide a llover sobre una ciudad. En Cuernavaca, el arte parece eterno, renovable, indetenible. Nuevas generaciones de artistas, escritores y promotores de la cultura convergen en un avispero de ideas y emociones que le da nuevos bríos a las calles, a las banquetas, a los foros.

El sábado 12 de agosto, la joven escritora Lucero García presentó el poemario Nueve estancias de mí misma, una colección de poemas bien trazados, escritos con una férrea convicción poética  apuntalada por sensaciones, imágenes extrapoladas que le dan vida en las manos de cualquier ávido lector. El amor, el desamor, el deseo; la sensibilidad de la joven poeta cobró vida en una velada mágica, en la que los también escritores Davo Valdés y Mónica Puyhol acompañaron a García y compartieron opiniones y expresiones de agrado hacia el descubrimiento y apreciación del trabajo que sorprende en las Nueve estancias de mí misma. Además de la literatura, la noche se llenó de música, un espectáculo audiovisual, el trabajo de un artista gráfico trabajando sobre la marcha de las palabras para crear un retrato y por supuesto, la voz de Lucero García repasando sus textos, sus ideas; a través de los elementos que la hacen vibrar y que traza en cada uno de sus textos poéticos, perfectamente balanceados en calidad y sentimiento. Seguir leyendo NOCHE Y POESÍA: LUCERO GARCÍA